Los 7 Ingredientes De Una Identidad Corporativa

19456-NS525C

Los 7 Ingredientes De Una Identidad Corporativa

La creación y el diseño de una identidad corporativa no solo se refiere a su carácter gráfico y artístico, sino también a la planificación de una estrategia para lograr ciertos objetivos. Todas las empresas ya sean grandes o pequeñas deben entender este concepto si quieren alcanzar el éxito.

Para crear una buena identidad corporativa debemos que tener en cuenta dos elementos principales, que pueden dividirse a su vez en un total de siete ingredientes:
el diseño en sí mismo (el logotipo, la tipografía y los colores), y la estrategia de ese diseño (la marca, la calidad, la comunidad y la cultura).

1. Logotipo

Por lo general, un logo está diseñado para que los usuarios identifiquen a la empresa que está detrás de esa imagen de inmediato. Basta con echar un ojo a estos logos para que nos venga el nombre de su compañía a la cabeza.

identidad corporativa

Sin embargo, un logotipo es solo un aspecto de la estrategia de marca de una empresa. Su papel fundamental es ayudar a diferenciar una empresa de sus competidores, pero el logo carece de significado por sí solo hasta que la marca se lo da.

Dado que la primera impresión que el cliente recibe de una marca es a través de su logo debes pensar y recapacitar sobre su diseño para lograr transmitir el mensaje adecuado.

2. Tipografía

Una tipografía cuidada y limpia puede marcar la diferencia en una web o en un simple flyer corporativo.

Una de las fuentes más utilizadas de todos los tiempos es la Helvética, que cuenta con más de 50 años de antiguedad. Esta fuente, que cambió el mundo de la tipografía, nos enseñó que “menos es más”, y la podemos encontrar en un sinfín de lugares: carteles, señales, edificios, aviones, etc.

Al igual que la imagen del logotipo, la tipografía también tiene la capacidad de transmitir un mensaje. Por ejemplo los tipos de letra serif, como Times New Roman, transmiten elegancia y son ideales para empresas que requieren cierta formalidad como bufetes de abogados. Las tipografías modernas como Montserrat o Lato, destacan por ser bastante neutras y adaptarse muy bien a cualquier situación. Y las tipografías redondeadas, como Comfortaa, son ideales para empresas o proyectos más desenfadaos por sus formas suaves que transmiten cercanía.

Consulta con tu diseñador los diferentes tipos de letra para elegir la más adecuada para tu identidad corporativa.

3. Los colores

Debes tener cuidado a la hora de elegir el color que te representará, ya que cada uno tiene un significado diferente. Al igual que los otros siete elementos, los colores deben hacer hincapié en la filosofía y la estrategia de tu marca.

Como comentábamos en este artículo “9 formas de usar el color para aumentar las conversiones de tu web” el 90% de la evaluación que hacen los usuarios sobre una marca o producto tiene que ver con su color. En ese mismo artículo puedes consultar también qué color es más adecuado utilizar según tu tipo de público objetivo.

Todo esto viene a demostrar la importancia que tienen los colores en el diseño corporativo.

Si necesitas ayuda para elegir una buena combinación de colores, en este post puedes encontrar algunas herramientas muy útiles: “6 herramientas para encontrar la paleta de colores perfecta

4. Marca

La marca es el conjunto de todas las sensaciones, percepciones y experiencias que un cliente tiene como resultado del contacto con una empresa, sus productos y servicios.

En estas percepciones influirán, además de su propia experiencia con la marca, todo lo que haya visto, escuchado o leído sobre ésta en los medios de comunicación online y offline.

Podríamos decir que el logo forma la parte visual de nuestro negocio, y el mensaje que transmitimos y que captan nuestros clientes le da el significado para crear la marca.

5. Calidad

La calidad es uno de los elementos más importantes. Define una empresa a través de sus políticas, procedimientos y responsabilidades para con sus usuarios. Una empresa que ofrece productos o servicios de calidad tiene una gran oportunidad de convertir a los usuarios en clientes habituales.

La calidad debe reflejarse en todos los aspectos de una empresa: en la forma en que hace negocios, en el tipo de productos o servicios que produce, en cómo se comporta con sus empleados y con sus clientes, etc.

6. La comunidad

Muchas empresas tienden a descuidar este aspecto. La primera gran empresa que formó una comunidad fue Apple, y eso le dio sus frutos a largo plazo.

No es una tarea fácil formar comunidades entusiastas y aprovechar esa energía. Debes tener en cuenta que si no ofreces productos o servicios de calidad, no puedes proyectar una imagen positiva hacia tus usuarios.

Una manera de formar una comunidad es mediante la contratación influencers o precursores de tu marca. Se trata de un marketing boca a boca en el que son los propios clientes los que promueven activamente y tratan de convencer a los demás para comprar tus productos y utilizarlos.

7. La Cultura

La cultura son los gustos, costumbres, conocimientos y valores que son compartidos por la comunidad de una marca.

Si una empresa tiene comunidades formadas en torno a sus productos, no significa necesariamente que estas comunidades tengan una cultura saludable.

La marca debe ser honesta y transparente en todos sus puntos de contacto con el cliente con el fin de crear una buena cultura. De hecho, una mala cultura puede arruinar la reputación de una empresa con perspectivas de futuro.

Diseñado por Freepik

By: Lancetalent

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s